Diccionario del neumático

Todo lo que debes saber del neumático de la A a la Z:

Agarre

El agarre hace referencia a la cantidad de tracción que ofrece un neumático en carretera. La superficie del neumático 'muerde' el suelo para asegurar la estabilidad de la conducción y las prestaciones de frenado. Las propiedades del material, la estructura de la banda de rodadura y la correcta presión de los neumáticos son los factores más importantes para lograr la adherencia necesaria. Por un lado, el compuesto de goma debe ser lo suficientemente suave para adaptarse a las irregularidades del asfalto a niveles microscópicos; por otro, la estructura de los bloques de la banda (surcos en los neumáticos de verano y laminillas en los de invierno) debe impedir que el neumático patine bajo la lluvia o la nieve. Las altas velocidades y las condiciones de humedad aumentan especialmente el riesgo de pérdida de agarre. Por esta razón, las propiedades de adherencia en mojado de un neumático son, a menudo, el factor decisivo cuando se trata de diferenciar productos de alta calidad de aquellos que no cumplen los estándares en las pruebas de neumáticos de verano.

Alineación de las ruedas

Un ajuste de la alineación de las ruedas puede ser necesario si el vehículo se desvía hacia la derecha o hacia la izquierda cuando el volante está en la posición de marcha recta. Un desgaste desigual del neumático es otro indicador de la necesidad de revisar la alineación.

Almacenamiento de neumáticos

Los neumáticos deben almacenarse en un lugar seco, fresco, lejos de la luz solar y las fuentes de ozono, tales como motores eléctricos. Si deben almacenarse neumáticos en horizontal (uno encima del otro), hay que asegurarse de que no se apilan demasiados. El exceso de peso puede dañar los neumáticos inferiores. También hay que comprobar que el aire circule por todos los lados de los neumáticos, incluyendo por debajo, para evitar daños por humedad. Si se almacenan al aire libre, deben protegerse con un recubrimiento opaco resistente al agua y deben estar elevados del suelo. No deben almacenarse neumáticos sobre asfalto negro u otras superficies que absorben calor o reflectantes, nieve o arena. Los disolventes, el combustible, los lubricantes y los productos químicos deben mantenerse fuera de contacto con los neumáticos. Los neumáticos de repuesto del vehículo no están destinados para un almacenamiento a largo plazo. Si el vehículo tiene un neumático de repuesto de dimensión estándar (de la misma dimensión y tipo de los neumáticos recomendados por el fabricante del vehículo, no neumáticos de repuesto temporales), debe incluirse en el patrón de rotación de los neumáticos.

tyre storage
Ángulo de convergencia o divergencia (TOE)

El ángulo de convergencia o divergencia (TOE) describe la distancia entre la línea central de los neumáticos respecto a un eje. El toe puede ajustarse en todos los coches. Como la mayoría de las ruedas tienden a rodar hacia el exterior debido a la inclinación, casi todos los coches se ajustan con una convergencia (toe-in) ligeramente positiva. Esto significa que las ruedas están un poco más juntas en la parte delantera que en la parte posterior. Una configuración incorrecta del vehículo provoca un desgaste desigual del neumático. Si se notase este efecto, debe comprobarse la alineación vehículo.

Aquaplaning

La zona de contacto del neumático con la carretera se reduce cuando hay agua en la carretera. En casos extremos, el vehículo planea sobre el agua, lo que reduce drásticamente el control del vehículo. Los neumáticos tienen diseños especiales en su banda de rodadura que aseguran el óptimo drenaje del agua de la superficie de la banda. Este efecto, sin embargo, disminuye proporcionalmente a medida que aumenta la velocidad. La protección más efectiva consiste en ajustar la velocidad a las condiciones meteorológicas.

Banda de rodadura

La banda de rodadura es la parte del neumático que incorpora el dibujo con surcos y que está en contacto con la carretera. La banda de rodadura está específicamente diseñada para proporcionar tracción para parar, arrancar, girar y ofrecer gran duración.

Cadenas

Incluso los modernos neumáticos de invierno pueden, a veces, no ser de ayuda cuando hay grandes cantidades de nieve y pendientes pronunciadas. En estas situaciones, la tracción, el control lateral y la frenada fiable requieren cadenas para neumáticos. Para estar preparado, es recomendable montar y probar las cadenas para que sirva como 'ensayo general'. Las cadenas para nieve deben montarse en el eje motor. Debe tenerse en cuenta también que hay un límite de velocidad máxima. Con algunos neumáticos de perfil bajo, el reducido espacio entre ellos y el paso de rueda, puede no dejar espacio para montar cadenas.

Carcasa

Los neumáticos modernos están hechos de muchos materiales y componentes diferentes. Visto esquemáticamente, primero se encuentra la cubierta exterior –la banda de rodadura y los flancos– y la subestructura, la carcasa. La carcasa está formada por capas de cordones de acero o textiles, la capa estanca (que hace que los neumáticos sin cámara sean herméticos), flancos, la cima, el núcleo del talón (mantiene el neumático en la llanta) y el refuerzo de talón.

Código de velocidad

Las clasificaciones de velocidad para los neumáticos se identifican por medio de un código de velocidad que figura en el flanco del neumático. A pesar de que un neumático tenga código de velocidad, los fabricantes de neumáticos no apoyan las operaciones inseguras o ilegales con vehículos. Por otra parte, el código de velocidad de los neumáticos no implica que un vehículo pueda conducirse de manera segura a la velocidad máxima que tiene el neumático, especialmente bajo condiciones adversas de carretera y meteorológicas, o si el vehículo tiene características inusuales. El código de velocidad se establece basándose en pruebas de laboratorio que se refieren a las prestaciones en carretera, pero no son aplicables si los neumáticos están subinflados, sobrecargados, desgastados, dañados o alterados.

speed symbol
Compuestos blandos

Son compuestos especialmente flexibles a bajas temperaturas y son adecuados para viajes en Escandinavia, Rusia y los países del Báltico. Los neumáticos transfieren con toda seguridad la fuerza motriz incluso a bajas temperaturas en superficies cubiertas de nieve y hielo. La proporción de caucho natural en los compuestos blandos es considerablemente más alta que en los neumáticos normales de invierno. Así, incluso en condiciones extremas, siguen siendo tan flexibles que proporcionan una alta tracción similar a los neumáticos con clavos. Este enfoque supera la necesidad de clavos, de modo que los neumáticos también pueden usarse allí donde los clavos son menos útiles. Este es el caso, principalmente, de las carreteras libres de nieve y hielo como las que se encuentran a veces en la costa del sur de Noruega.

Construcción del neumático

Un neumático moderno se compone de:
Conjunto banda de rodadura/cinturón, que incluye: 
1 ) La banda de rodadura - asegura un alto kilometraje, buena adherencia y expulsión del agua.
2 ) Capa de tapón sin juntas - permite altas velocidades.
3 ) Capas de cinturón con cables de acero - optimizan la estabilidad direccional y resistencia a la rodadura.
La carcasa, que comprende:
4) Capa con cables textiles - controla la presión interna y mantiene la forma del neumático.
5 ) Capa estanca - proporciona estanqueidad al neumático.
6 ) Flanco - protege de las agresiones externas.
7 ) Refuerzo de talón - contribuye a la estabilidad direccional y a una respuesta precisa de la dirección.
8 ) Cuña de talón - contribuye a la estabilidad direccional, a las prestaciones de la dirección y al nivel de confort.
9 ) Aro de talón - asegura el firme asiento en la llanta.

Denominación de la dimensión del neumático

En el caso de un neumático 185/65R14, las cifras significan lo siguiente:
185 = ancho del neumático en milímetros; 65 = relación en porcentaje de la altura con la anchura; R = construcción radial; 14 = diámetro de la llanta en pulgadas.

Dimensiones del neumático

En Alemania, las dimensiones de neumáticos aprobadas se especifican en el registro de vehículos en los puntos 20 a 23. Las dimensiones adicionales y recomendaciones especiales (restricciones a ciertos fabricantes de neumáticos y configuraciones del dibujo) se incluyen en el punto 33. La nueva documentación de vehículos de Alemania no hace una lista de todas las posibles dimensiones de los neumáticos. Los vehículos matriculados en Alemania después de 1 de octubre de 2005 se entregan con un nuevo tipo de documentación. El Zulassungsbescheinigung I (Certificado de Registro I) se expide en lugar del anterior registro del vehículo. La nueva documentación del vehículo no contiene toda la información especificada en el registro antiguo. Entre otra información, se omiten los detalles sobre los neumáticos y las llantas. El nuevo Certificado de Registro I solo especificará una dimensión de neumático posible, sin información sobre llantas. Ya no se incluirán las combinaciones alternativas de las ruedas. Hay que considerar que la dimensión del neumático montado en el vehículo no es siempre la misma que la incluida en el documento de registro. Nuestros distribuidores especializados asesoran sobre las posibles combinaciones llanta-neumático para cada vehículo.

Dirección de rotación

En los neumáticos estándar con diseños de banda simétricos no importa cómo se monte el neumático en la llanta y su posición en los ejes del coche. Sin embargo, algunos fabricantes de neumáticos han comenzado a producir neumáticos con instrucciones específicas de dirección de rotación con el fin de mejorar el agarre en mojado y optimizar la generación de ruido. El sentido de rotación está marcado en el flanco externo del neumático con una flecha. El neumático debe rodar hacia delante en el sentido de la flecha para un rendimiento óptimo del neumático. Actualmente, hay neumáticos asimétricos disponibles que no tienen una dirección específica de rotación.

Diseño asimétrico de dibujo

Un neumático asimétrico presenta una banda de rodadura que no se forma con una simetría lineal o con un punto de simetría respecto a su línea central. Dispone de unos distintivos bordes interiores y exteriores. Los neumáticos asimétricos pueden montarse en cualquier lado del vehículo. Puesto que el dibujo de la banda de rodadura de muchos neumáticos ordinarios no guarda simetría con el diseño o el patrón de ruido, el método de montaje de los neumáticos se indica específicamente.

Distancia de frenado

La distancia requerida para frenar depende de la velocidad del vehículo, de la condición de la superficie de la carretera y del estado de los neumáticos, en particular, de la banda de rodadura. Debe comprobarse regularmente la profundidad del dibujo de los neumáticos y cambiarlos cuando el desgaste alcance los indicadores de la banda de rodadura situados en el fondo de los surcos.

Edad del neumático

La vida útil de un neumático depende de las condiciones de almacenamiento, de rotación y de servicio. Dado que las condiciones de servicio varían ampliamente, no es posible predecir la duración de un neumático. La mayoría de los fabricantes de neumáticos utilizan un sistema de codificación común para controlar la fecha de fabricación. Este código se encuentra en el flanco del neumático. En los neumáticos fabricados a partir de 1999, los últimos cuatro dígitos identifican la fecha de fabricación: los dos primeros dígitos representan la semana y las dos últimas, el año. Por ejemplo, un neumático marcado 2214 fue creado en la semana 22 de 2014. Todos los neumáticos (incluidos los neumáticos de repuesto) fabricados hace más de diez años deben ser sustituidos, incluso si parecen utilizables por su apariencia externa y aunque la banda de rodadura no haya alcanzado la profundidad mínima desgaste. Lo mismo se aplica a la rueda de repuesto.

Equilibrado

A altas velocidades, los neumáticos generan enormes fuerzas centrífugas. Incluso pequeñas irregularidades de solo unos pocos gramos, en el neumático se multiplican por muchos grados de tamaño. Este desequilibrio provoca tensión en los neumáticos y la suspensión. Esta irregularidad de peso puede probarse y homologarse en los talleres con servicio de neumáticos y se equilibra añadiendo pequeños contrapesos. Cada vez que un neumático se monta en una rueda, debe equilibrarse.

Etiqueta europea del neumático

Desde noviembre de 2012, es obligatorio incluir una etiqueta estándar para neumáticos en toda Europa. La etiqueta del neumático de la UE se basa en tres criterios y proporciona información sobre las prestaciones ambientales y de seguridad de un neumático con el objetivo de aumentar la seguridad vial y reducir el consumo de combustible.

La etiqueta del neumático se aplica, en general, a los neumáticos para turismos, SUV, furgonetas y camiones. La etiqueta del neumático tiene una importancia limitada para los neumáticos de invierno, ya que las prestaciones para invierno no se consideran.

La etiqueta del neumático no se aplica a los neumáticos recauchutados o neumáticos que no pueden usarse legalmente en carretera, como los neumáticos de competición, los neumáticos de repuesto y neumáticos para coches de época o clásicos.

Las pruebas de neumáticos realizadas por las revistas de automoción continúan siendo un importante medio de información para el consumidor, ya que someten a prueba hasta once prestaciones de los neumáticos relacionadas con la seguridad, en lugar de los tres criterios indicados en la etiqueta.

Evacuación del agua

Los surcos de la banda de rodadura en la superficie del neumático forman la porción negativa del dibujo. Cuando los neumáticos ruedan sobre una superficie mojada, el agua se acumula en los surcos de la banda y, en consecuencia, puede canalizarse hacia afuera. Una evacuación efectiva del agua es de gran importancia para la seguridad en la conducción y previene la aparición de aquaplaning (o hydroplaning). Las bandas de rodadura desgastadas o lisas aumentan, significativamente, el riesgo de aquaplaning.

Fecha de caducidad

La fecha de fabricación de un neumático se indica en su flanco al final del número de serie DOT (ver Número de serie DOT). Los fabricantes de neumáticos han adoptado un sistema estándar de identificación: cuatro números que indican la semana y el año de fabricación. Por ejemplo, las cifras 0201 indican que el neumático se produjo en la segunda semana del año 2001.

Huella (superficie de la banda de rodadura)

La huella, o superficie de la banda de rodadura, es la parte del neumático que entra en contacto directo con la carretera. Se prevulcaniza y luego se aplica a la carcasa del neumático con un adhesivo para caucho. Las fuerzas de frenado y de tracción se transfieren desde el vehículo a la carretera a través de la huella.

Los componentes de la banda de rodadura (bloques, nervios y surcos) se encuentran en la huella, donde los bloques se denominan como la parte positiva y los surcos como la negativa. Las huellas son muy diferentes unas de otras en función del uso previsto (neumáticos off-road, de carretera, slicks de competición). También hay diferencias entre los neumáticos de verano e invierno. Según la legislación alemana (Reglamento de Tráfico por Carretera o StVO), solo los neumáticos con dibujo en la huella están permitidos en carreteras públicas.

Inclinación

El propósito de la inclinación de las ruedas es reducir la fricción en las curvas. La inclinación se mide cuando las ruedas están sobre una superficie plana. La diferencia respecto a la vertical (la tendencia hacia el interior o hacia el exterior del neumático) se expresa como inclinación positiva o negativa.

Indicador de desgaste del dibujo (TWI)

Los Indicadores de Desgaste del Dibujo (TWI, en sus siglas en inglés) son unas barras en relieve colocadas uniformemente en los surcos longitudinales alrededor de la circunferencia del neumático. Cuando el desgaste de la banda de rodadura alcanza los 3 mm de profundidad para los neumáticos de verano y los 4 mm para los neumáticos de invierno, los Indicadores de Desgaste del Dibujo se nivelan con la banda de rodadura. Los Indicadores de Desgaste del Dibujo se colocan también a 1,6 mm, la profundidad legal mínima para los neumáticos de verano e invierno. Se recomienda cambiar los neumáticos cuando el dibujo alcanza una profundidad de 4 mm para los neumáticos de invierno y de 3 mm para los de verano.

Índice y capacidad de carga

Estos símbolos se encuentran en el flanco del neumático e indican la capacidad de carga del neumático.

load index and speed symbol
Influencia de la temperatura

La vida útil de un neumático es una prestación acumulativa de las condiciones de almacenamiento y de servicio a las que está sometido (por ejemplo, carga, velocidad, presión de inflado, peligro por daños en la carretera, influencias medioambientales, etc.). Dado que las condiciones de servicio y de mantenimiento de los neumáticos pueden variar ampliamente, no es posible predecir con exactitud la duración de un neumático.

La influencia de las altas temperaturas sobre la vida de servicio de los neumáticos puede ser de dos tipos:

(I)      La influencia por temperaturas máximas generalmente se mantiene solo durante períodos cortos de tiempo. Las temperaturas máximas se alcanzan típicamente en aplicaciones de alta velocidad. La capacidad del neumático para soportar el calor o para disiparlo es verificado y evaluado por el fabricante de neumáticos y se indica mediante el código de velocidad inscrito en su flanco como parte de la descripción del servicio.

(II)      La influencia de la exposición al tiempo/temperatura. Cuanto más tiempo se expone un neumático a temperaturas más altas, es más probable que pueda experimentar cambios perjudiciales en los materiales y propiedades. Además, a mayor de temperatura, tanto más rápidamente se producirán estos cambios. Tales modificaciones pueden reducir su robustez/resistencia a la fatiga, lo que puede provocar daños en el neumático. BARUM recomienda las siguientes condiciones para el almacenamiento de neumáticos: evitar almacenar neumáticos cuando estén sometidos a temperaturas extremas; almacenar los neumáticos a temperaturas no superiores a 35 ° C (95 ° F), preferiblemente por debajo de 25 ° C (77 ° F). Las temperaturas de funcionamiento de los neumáticos pueden ser mayores. Sin embargo, cuanto más tiempo se expone un neumático a mayores temperaturas, menor es su vida útil.

(III)      BARUM recomienda eliminar del servicio todos los neumáticos con más de diez años de antigüedad. Si el neumático ha sido sometido a alguna exposición significativa de tiempo/temperatura, BARUM también recomienda que el neumático se retire antes del servicio. Si un cliente no está seguro de si un neumático debe estar fuera de servicio o no, debe procurar que lo examine sin demora un especialista en neumáticos. Según lo establecido por la NHTSA (Administración Nacional de Tráfico en Autopistas de los EE.UU., en sus siglas en inglés) y la ASTM (Asociación por la Estandarización de Métodos de Tests), manteniendo un neumático a 65 ° C bajo ciertas condiciones definidas muy severas durante cinco semanas, puede representar un envejecimiento del neumático en un clima extremadamente caluroso de entre cuatro y seis años. Otro elemento que debe considerarse es la influencia de las temperaturas extremadamente frías. Las temperaturas muy frías (por debajo de - 30 ° C/- 22 ° F para neumáticos de verano/de altas prestaciones y por debajo de - 50 ° C/- 58 ° F para los neumáticos de invierno/all season) podría provocar fragilidad. Por lo tanto, los neumáticos en temperaturas extremadamente frías deben calentarse cuidadosamente antes de su uso.

Kilometraje

Para optimizar el kilometraje de los neumáticos, debe comprobarse regularmente la presión del aire y la profundidad del dibujo, inspeccionar los daños de los neumáticos, asegurarse que se llevan correctamente montados y observar que los neumáticos en el eje motor están sujetos a un desgaste más fuerte ​​que los neumáticos de rodada libre. Por esta razón, los neumáticos deben rotarse según lo recomendado por el fabricante del vehículo a fin de asegurar un desgaste uniforme y minimizar los innecesarios costes de mantenimiento del vehículo. Siempre debe comprobarse el equilibrado de los neumáticos tras volver a montar los neumáticos de verano o de invierno para garantizar una conducción cómoda y evitar los posibles efectos en los componentes del chasis del vehículo (ver Equilibrado).

Laminillas

Los bloques de la banda de rodadura del neumático tienen pequeñas hendiduras llamadas laminillas. Estas laminillas son capaces de abrirse y cerrarse, optimizando las fuerzas de tracción y frenado aplicadas a la carretera (efecto de borde de agarre). Las laminillas son importantes, principalmente, para los neumáticos de invierno para garantizar un mejor agarre en nieve derretida, hielo y superficies mojadas.

Limpieza de neumáticos

Los neumáticos se deben limpiarse de vez en cuando y esto es especialmente importante antes de montarlos cuando se intercambian los neumáticos de verano e invierno.

No utilice ningún producto de limpieza que contenga agentes disolventes o aceites, ya que pueden dañar el caucho. Lo ideal es usar agua limpia con jabón o detergente.

Al limpiar su vehículo con limpiadoras de presión, hay que tener en cuenta lo siguiente: nunca deben limpiarse con boquillas de inyección de punta redonda.

Debe mantenerse una distancia mínima de 20 cm cuando se limpien los neumáticos con una boquilla de inyección de punta plana o un eliminador de suciedad.

Manómetro

Un manómetro es un medidor de presión usado para controlar la presión de los neumáticos de un vehículo. Como los neumáticos están clasificados para cargas específicas a cierta presión, es importante mantener la presión neumático en nivel óptimo. La clasificación óptima de los neumáticos se obtiene en frío, es decir, antes de que el neumático haya circulado y se haya calentado, lo que cambia la presión interna del neumático debido a la expansión de los gases.

Marcaje M + S

Un “neumático de nieve” es un neumático cuyo dibujo, compuesto o estructura se han diseñado, en primer lugar, para proporcionar en condiciones de nieve un mejor comportamiento que el de un neumático estándar en cuanto a su capacidad para iniciar o mantener el movimiento del vehículo.

Marcajes del neumático

Significado de los códigos del neumático:
1) 255/50 R20 V
255: anchura de sección nominal en mm.
50: Relación nominal de aspecto (la altura del neumático es el 55 % de la anchura del neumático).
R: Símbolo para el neumático radial.
20: Código del diámetro de la llanta (en pulgadas)
109: Índice de carga "109" = la carga máxima para este neumático es de 1.030 kg
V: Código de velocidad, lo que indica la velocidad máxima. V = 240 km/h. Puede añadirse otra información tras el marcaje de la dimensión: "REFORZADO" o "CARGA EXTRA (XL)" para los neumáticos reforzados,
"M + S", para los neumáticos de invierno. El símbolo Alpino identifica los neumáticos de invierno conforme a las regulaciones de la UNECE (válido en la Unión Europea y otros países) y las regulaciones de neumáticos de EE.UU. y Canadá.
2) Tubeless: Sin cámara (los neumáticos TUBE TYPE deben montarse con cámara).
3) M + S: “Neumático de nieve” significa que el dibujo del neumático, su compuesto o su estructura se han diseñado específicamente para proporcionar en condiciones de nieve un comportamiento mejor que el de un neumático estándar en cuanto a su capacidad para iniciar o mantener el movimiento del vehículo. 
4) 224253: Número de autorización de conformidad con la normativa ECE.
5) 1414: Código de producción ("14" significa la semana 14, "14" significa 2014).
6) TWI: Tread Wear Indicador, indicador de desgaste del dibujo. Son nervios transversales espaciados uniformemente alrededor de la circunferencia del neumático en los principales surcos longitudinales de la banda de rodadura y que se nivelan con la superficie de la banda cuando la profundidad restante del dibujo es inferior a 1,6 mm.
7) E4: Marcaje de conformidad con las regulaciones UN/ECE. El número tras la E en el círculo indica el país de homologación; E4 (4 = Países Bajos).


El símbolo E4 está en el flanco interno del neumático y, por lo tanto, no es visible aquí.

Montaje / Montaje mixto

Se recomienda que los cuatro neumáticos sean de la misma dimensión, construcción y código de velocidad. Si se montan en un vehículo neumáticos de diferentes rangos de velocidad, la capacidad de velocidad del vehículo se limitará a la del neumático con menor código de velocidad. Se recomienda que los neumáticos de menor velocidad nominal se monten en el eje delantero. Esto debe hacerse para evitar posibles situaciones de sobreviraje. La manejabilidad del vehículo también puede verse afectada.


Montaje mixto

Cuando un vehículo monta neumáticos de diferentes dimensiones en los ejes delantero y trasero, se dice que monta neumáticos mixtos. Muchos modelos de vehículos de gran potencia vienen ahora equipados de fábrica con neumáticos mixtos. Además de la estética deportiva que proporciona, combinar neumáticos  de distintas dimensiones aumenta también la seguridad en la conducción. Mientras que la tracción trasera se beneficia de un mejor agarre por la ancha huella, los neumáticos delanteros más pequeños ayudan a mantener el coche de forma segura en la pista (cuanto más estrechos son los neumáticos, más fácil es la manejabilidad). Sin embargo, como desventaja de esta configuración, los neumáticos no pueden rotar de eje durante los cambios estacionales de neumáticos (una práctica que sería beneficiosa para obtener un desgaste equilibrado).

Montaje del neumático en la llanta

Ningún conductor debería decidir actualmente montar sus neumáticos por sí mismo. Un montaje defectuoso (por ejemplo, usar destornilladores o herramientas similares) pueden dañar el talón del neumático o, incluso, romper los cables del talón. Incluso si, en un primer momento, no hay daño externo aparente, la seguridad de conducción se perjudicará drásticamente. En el peor de los casos, puede reventarse, llevando a un fallo total del neumático. Un neumático debe también equilibrarse para garantizar un rendimiento óptimo de la conducción. Este proceso requiere un equipamiento técnico especial.

Neumáticos all-season

La clasificación de neumático all-season es una combinación de un neumático desarrollado para el uso en carreteras tanto secas como mojadas en verano y uno desarrollado para usarlo en condiciones invernales. El tipo de caucho y la banda de rodadura más adecuada para su uso en condiciones veraniegas no pueden, por razones técnicas, proporcionar buenas prestaciones sobre nieve o hielo. El neumático all-season es una mezcla y no es ni un neumático de verano excelente ni un excelente neumático de invierno. Los neumáticos all-season también incorporan el marcaje para barro y nieve (M+S) al igual que los neumáticos de invierno, pero rara vez incluyen el marcaje de copo de nieve. Debido al compromiso en términos de prestaciones para el verano, el rendimiento en invierno es generalmente más pobre que el un neumático de invierno.

Neumáticos con clavos

El uso de neumáticos con clavos ha sido objeto de nuevas regulaciones en los países escandinavos desde 2014. Con el fin de clasificar los neumáticos en tres categorías en función de su índice de carga, los neumáticos con clavos deben atravesar múltiples losas de granito 400 veces a 100 km/h. Las losas se pesan y el desgaste abrasivo que provocan se determina antes y después de cada prueba. Los neumáticos se aprueban si los valores de los tests están dentro de los límites establecidos. Los legisladores quieren evitar que los clavos causen un desgaste excesivo en las carreteras. Estos neumáticos destacan visualmente por el diseño más sólido de su banda de rodadura y, sobre todo, por sus clavos. Proporcionan un agarre máximo a temperaturas extremadamente bajas y en carreteras cubiertas de hielo y nieve. Sin embargo, las regulaciones relativas al uso de clavos son muy estrictas: no deben sobresalir más de 1,2 mm de la banda de rodadura, ya que, de otro modo, pueden romperse, y su peso está limitado a 1,2 g.

Neumáticos de invierno

Los neumáticos de invierno están especialmente desarrollados para su uso en bajas temperaturas y para una conducción en condiciones invernales. Los bloques de su banda de rodadura tienen un gran número de cortes que garantizan un agarre suficiente incluso en carreteras resbaladizas. El material del compuesto también se selecciona cuidadosamente para mantener la elasticidad de los neumáticos incluso en frío. A altas temperaturas, sin embargo, los neumáticos de invierno son demasiado blandos, por lo que no deben utilizarse durante el verano.

En la legislación alemana (Reglamento de Tráfico por Carretera o StVO), los neumáticos de invierno deben estar marcados con el símbolo M+S. Quienes busquen una seguridad adicional respecto a las buenas prestaciones de conducción y de frenado de los neumáticos de invierno solo deben comprar modelos con el símbolo de copo de nieve. En Alemania no se estipula un tiempo específico en el que deben utilizarse los neumáticos de invierno. En lugar de ello, los conductores tienen la obligación de cambiar a neumáticos de invierno si las condiciones lo requieren. En condiciones invernales (es decir, nieve sucia, nieve compacta, nieve derretida o carreteras heladas), están permitidos en las carreteras solo los vehículos con neumáticos M+S. Las personas que no conducen en nieve y hielo pueden, en teoría, seguir utilizando neumáticos de verano, incluso en invierno. Sin embargo, como los neumáticos de verano tienen compuestos desarrollados especialmente para condiciones de calor, su uso durante la temporada de invierno es extremadamente peligroso y no se recomienda.

Neumáticos de repuesto

Los neumáticos de repuesto están diseñados para transportar la misma carga que el neumático de dimensión estándar del vehículo y pueden montarse en cualquier posición. Hay que mantener la presión de inflado adecuada, tal como figura en su flanco; un neumático de repuesto requiere una mayor presión que uno de dimensión estándar. Debe consultarse la información en el flanco para un uso apropiado. Con estos neumáticos, un vehículo puede conducirse hasta que sea preciso para reparar o reemplazar el neumático desechado. Hay que reparar o reemplazar tan pronto como sea posible el neumático estándar y, a continuación, devolver el neumático de repuesto a su lugar para conservar su duración. El neumático de repuesto puede llegar a los indicadores de desgaste igual que un neumático estándar. En ese momento, el neumático debe ser reemplazado.

Neumáticos de verano

Los neumáticos de verano están especialmente diseñados para su uso en altas temperaturas. La composición de sus materiales proporciona unas prestaciones significativamente mejor en consumo de combustible, desgaste y en conducción en temperaturas cálidas que con neumáticos de invierno. Su banda de rodadura también está optimizada para una conducción tanto en seco como en mojado. El “efecto limpieza” que aportan asegura una corta distancia de frenado y una elevada estabilidad incluso en carreteras mojadas.

Neumáticos off-road

Los neumáticos off-road están especialmente diseñados para usarlos en carreteras no pavimentadas. Tienen una banda de rodadura relativamente protuberante con el fin de conservar su agarre en terrenos fangosos y arenosos. Los vehículos todo terreno y SUV (Vehículos Utilitarios Deportivos) están equipados mayormente con neumáticos con mucha proporción de dibujo.

Neumáticos radiales

Los neumáticos radiales tienen cables que cruzan el neumático casi en perpendicular al talón. Los neumáticos radiales incorporan capas de cinturón, que se colocan en diagonal bajo la banda de rodadura para estabilizar y reforzar la banda de rodadura y proporcionar flexibilidad a los flancos. Al restringir el movimiento de la banda de rodadura durante el contacto con la carretera, las capas de cinturón aumentan la duración de la banda, la tracción y también mejoran la manejabilidad.

Neumáticos reforzados o XL (carga extra)

Los neumáticos reforzados o XL (carga extra) son neumáticos especialmente reforzados. Pueden transportar cargas más grandes que un neumático de la misma dimensión. Los neumáticos reforzados se designan en el flanco con las letras “RF” y los neumáticos de carga extra con las letras “XL”. Los neumáticos reforzados y XL requieren presiones de inflado más altas en comparación con los neumáticos estándar.

Neumáticos UHP

UHP significa Ultra Altas Prestaciones, en sus siglas en inglés. Estos neumáticos proporcionan unas prestaciones muy altas para una mayor seguridad con neumáticos más anchos. Gracias a una mayor huella al suelo, los neumáticos de ultra altas prestaciones ofrecen un mejor agarre en carretera, más seguridad y una excelente manejabilidad. En comparación con los neumáticos estándar, sus principales ventajas incluyen una distancia de frenado más corta, una mayor estabilidad en curva, precisión en la dirección, mejores cambios en ciclos de carga, un confort de conducción más deportivo, cambios de carril mejorados y una mejor apariencia.

Nitrógeno

El nitrógeno es un gas inerte (no inflamable). Es, fundamentalmente, nada más que aire seco del que se ha eliminado el oxígeno. El aire contiene aproximadamente un 78 % de nitrógeno. Debido a sus propiedades inertes, el nitrógeno se utiliza a menudo en aplicaciones de servicio de neumáticos altamente especializados o de entornos exigentes. Estas aplicaciones de servicio de neumáticos por lo general incluyen aviación, minería y uso comercial o pesado. El nitrógeno se utiliza también en competiciones profesionales de motor que impliquen velocidades extremas. El nitrógeno seco se usa en este caso para ayudar a reducir las variaciones de presión de los neumáticos, cuando, incluso las pequeñas diferencias en la presión, pueden afectar a la manejabilidad en los límites extremos de las prestaciones. Para las aplicaciones de servicios de los neumáticos normales de uso cotidiano no se requiere inflado con nitrógeno. Sin embargo, este inflado no daña los neumáticos y puede contribuir marginalmente a la reducción de pérdidas de inflado por permeabilidad. No obstante, el nitrógeno no evitará pérdidas de presión de los neumáticos causadas por pinchazos, filtraciones en la unión neumático/llanta (talón), fugas por válvulas, por la junta válvulas/llanta y por otras pérdidas mecánicas. El uso de nitrógeno por sí solo no elimina la importancia de verificar periódicamente la presión de los neumáticos. Si la presión de inflado de los neumáticos es inferior a la indicada por el fabricante del vehículo, el neumático debe inflarse -ya sea con aire o con nitrógeno- hasta la presión adecuada. No debe trabajarse con neumáticos cuando están desinflados o sobrecargados.

Número de serie DOT

El símbolo DOT certifica la conformidad del fabricante de neumáticos con los estándares de seguridad para neumáticos del Departamento de Transporte de EE.UU. El número de serie DOT se encuentra en la parte inferior del flanco del neumático, solo en un lado. Desde el año 2000, la fecha de fabricación se indica con cuatro números; los dos primeros identifican la semana de fabricación y los dos últimos, el año. Antes del año 2000, tres números expresaban la fecha de fabricación, los dos primeros números identifican la semana y el último número representaba el año de fabricación. Para identificar los neumáticos fabricados en la década de 1990, existe un símbolo (con un triángulo a su lado) que se halla al final del número de serie DOT.

Por ejemplo: DOT NJ HR 2AE2 529 529 = fecha del fabricante, ejemplo: 529 (52ª semana de 1999) o 5200 (52ª semana de 2000). 2AE2 = código de tipo de neumático (código para el tipo de neumático, opcional para el fabricante). 

HR = código de dimensión de neumático. NJ = código de identificación de la planta del fabricante. DOT = símbolo de referencia (certifica el cumplimiento de los fabricantes de neumáticos con las normas de seguridad de los neumáticos del Departamento de Transporte de EE.UU.).

Presión del aire

La presión de los neumáticos juega un papel definitivo en la duración y en las prestaciones de seguridad de los neumáticos: el subinflado o el sobreinflado reducen la adherencia del neumático, causando un desgaste excesivo o irregular y una manejabilidad perjudicial. Si la presión de inflado es inadecuada para la carga transportada, se aumenta la temperatura de los neumáticos, lo que puede causar daños estructurales e, incluso, un fallo de los neumáticos. Debido a que el 50 % de todos los turismos circulan con los neumáticos con la presión de aire errónea, su duración se reduce significativamente*. Los efectos positivos de la presión adecuada en los neumáticos según la recomendación del fabricante del vehículo son ahorro de combustible, prestaciones de conducción y duración del neumático. Para encontrar la presión correcta de los neumáticos de su vehículo, consulte el manual del vehículo, la tapa del depósito de combustible, la puerta del coche o la guantera. Se recomienda comprobar la presión de los neumáticos cada dos semanas y ajustarla si es necesario. No debe olvidarse el neumático de repuesto, emergencia o temporal. Debe tenerse en cuenta también la información adicional del fabricante del vehículo con respecto a los neumáticos de repuesto, emergencia o temporales.


* Presión de los neumáticos en relación con la recomendación del fabricante del vehículo.

Profundidad del dibujo

Es la distancia medida desde la superficie de la banda de rodadura hasta el fondo de surcos principales, a partir de los indicadores de desgaste. Por lo general, se especifica en milímetros.

Protección de los neumáticos

Los neumáticos pueden dañarse sin el conocimiento del conductor. Si se descubren o se sospechan daños, el neumático debe ser inspeccionado sin demora por un servicio de neumáticos profesional. Cuando se conduce sobre un obstáculo, debe aproximarse a él lentamente – tan perpendicularmente como sea posible. Compruebe regularmente los neumáticos buscando daños externos, tales como cortes, grietas o abultamientos.

Resistencia a la rodadura

La resistencia a la rodadura se refiere a la fuerza de arrastre necesaria para poner un neumático de rodadura libre en movimiento. Los neumáticos no son rígidos, sino flexibles. Durante la conducción, los neumáticos se comprimen y flexionan y esta flexión absorbe energía, convirtiéndola en calor. Con el fin de reducir la resistencia a la rodadura, los fabricantes utilizan compuestos de goma especiales. Cualquier reducción en la resistencia a la rodadura del neumático contribuye a reducir el consumo de combustible. Dado que la resistencia a la rodadura aumenta también con la baja presión de inflado, es beneficioso comprobar la presión de los neumáticos con regularidad.

Retirada de los neumáticos

Los neumáticos se retiran del servicio por diversas razones, incluyendo el desgaste de la banda de rodadura por debajo de la profundidad mínima, daños o mal uso (pinchazos, cortes, impactos, grietas, abultamientos, subinflado, sobrecarga, etc). Por lo tanto, los neumáticos deben inspeccionarse rutinariamente. Los consumidores deben ser conscientes visualmente de la condición de sus neumáticos y estar alerta ante cualquier cambio en las prestaciones dinámicas como el aumento de la pérdida de aire, ruidos o vibraciones. Tales cambios podrían indicar que los neumáticos deben retirarse inmediatamente del servicio.

Se recomienda montar el mismo tipo de neumáticos del mismo fabricante y con el mismo dibujo en las cuatro ruedas, ya que proporciona superiores manejabilidad y prestaciones de frenado en todas las condiciones de conducción.

Revoluciones por kilómetro (RPK)

El número de revoluciones que un neumático hace en un kilómetro, a una carga, velocidad y presión dadas. A veces se llama revoluciones por milla (RPM).

Rotación

Consulte el manual del vehículo para conocer el patrón e intervalo de rotación recomendados para su vehículo. Se aconseja rotar las llantas entre los 9.000 y los 12.000 kilómetros o antes, si comienza a aparecer un desgaste anormal. El propósito de una rotación periódica es lograr un desgaste más uniforme en todos los neumáticos del vehículo. Si muestran un desgaste desigual, pida al personal de servicio que verifique o corrija cualquier alineación u otros problemas mecánicos antes de la rotación. Esto sirve tanto para vehículos de tracción delantera como trasera. Los neumáticos de repuesto de dimensión estándar deben incluirse en la rotación. Los neumáticos de repuesto compactos (de uso temporal) no deben incluirse en el patrón de rotación.

Símbolo de copos de nieve en la montaña (símbolo Alpino)

El símbolo Alpino identifica a los neumáticos de invierno de acuerdo a los reglamentos UNECE (válidos en la UE y en varios otros países) y los reglamentos para neumáticos en EUA y Canadá. El desempeño en nieve de estos neumáticos de invierno ha sido probado por pruebas de objetivos y cumplen o exceden los límites definidos. Estos neumáticos proporcionan un alto desempeño respecto a la seguridad y el control en nieve, sobre caminos congelados y en general a bajas temperaturas.

Sobreesfuerzo de los neumáticos

El sobreesfuerzo de los neumáticos (por velocidad excesiva o por sobrecarga) tiene el mismo efecto crítico que el sobreinflado y puede causar daños irreparables en el neumático. Evitar sobrecargar su vehículo. Si se tiene la intención de conducir bajo condiciones de plena carga/alta velocidad, debe ajustarse la presión de los neumáticos de acuerdo con las recomendaciones del fabricante del vehículo. 

Talón

El talón del neumático es la parte que se asienta sobre la llanta. En el centro del talón está el núcleo, que comprende un manojo de cables de acero incrustados en el caucho. Esto proporciona un asiento seguro y sólido del neumático sobre la llanta.

Tapón de la válvula

El tapón de la válvula, aunque pequeño, tiene un trabajo muy importante: proteger el delicado contenido de la válvula contra el polvo, la suciedad y la humedad. Si se pierden los tapones, deben reemplazarse inmediatamente para evitar costosos daños posteriores.

Válvula

La válvula, montada en la rueda, asegura que el neumático pueda llenarse de aire. Se requiere una válvula correcta para el conjunto rueda/neumático correcto. Este es el trabajo del distribuidor de neumáticos. La causa de una lenta pérdida de la presión de aire puede ser una válvula defectuosa. La válvula siempre debe colocarse con tapón con el fin de proteger el centro de la válvula de la suciedad y la humedad.

Barum. Una marca de Continental.
Gran calidad a buen precio.